Es mi visión favorita de la danza, el poder llevar los lenguajes del cuerpo a lugares exteriores, liberarlo de las luces artificiales de los focos en la escena de los teatros y sacarlo a la luz de los decorados naturales de la tierra. Cada imagen es evocadora de mitologías, poesías y surrealismos que nacen de un instante.