El mundo rural me ofrece otro tipo de mirada, más documental. Trato de captar a esas gentes campechanas y sus tradiciones, a veces crueles con los animales. Me transporta a ese imaginario colectivo del pasado, de mi infancia en los pueblos de mis padres, y del que con el paso del tiempo vamos perdiendo.