Es un homenaje a mi admiración por el gran pintor inglés William M. Turner.

Disfrutando de una residencia artística de 2 meses en la BOGLIASCO FOUNDATION en Génova, Italia, y tras leer y ver los cuadros que pintó sobre su paso por esas tierras, traté de capturar e imitar su estilo con las masas de luz de sus cuadros.